lunes, 16 de enero de 2012

Poesia Anarquista por la masacre


  (imagen de 1918 Buenos Aires, Argentina)

SEMANA TRAGICA

Durante el gobierno de Yrigoyen y a fines de 1918 en los talleres metalurgicos Vasena se concentra una protesta de los obreros. Los primeros dias de 1919, de Parque de los Patricios, se organizo una huelga general de los obreros, entre el 10 de enero y el 13 de enero ya estaban adheridos casi todos los gremios de los trabajadores, en reclamo de una jornada laboral de 11 a 8 horas y un incremento de los salarios, que no tenga sentido el despido y el descanso dominical. La represaria al mando del general Luis Dellepiane que mando a las tropas del campo de mayo; dejo un saldo de 700 muertos y 3000 mil heridos.


Poesia Anarquista por la masacre. Autor anónimo

Cretino, Ho satánico bribón, los clarines tocan notas delirantes clamoreos preanunciando los derrumbes de tu casta y tu sistema y ni leyes ni poderes ni las fuerzas equipadas podrán nunca detener la avasallante cometida de la próxima revuelta proletaria que fermenta en muchos pechos ya cercana a reventar; barricadas a millares se alzaran por estas calles y a la música infernal de los fusiles y a la voz alentadora de la brava dinamita reventando en arsenales, en palacios y en conventos y doquiera fuerza viva defendiendo el tambaleante simbolismo gubernal. Veras testas encendidas, veras testas desgreñadas, veras ropas destrozadas empapadas en la sangre de su mismo cuerpo herido, veras puños levantados, veras dientes afilados, veraz ojos llenos de odio escrutando tu forteza para ver si tu carroña aun resiste a los embates de la furia popular. Para ti no habrá perdón. Para ti no habrá piedad. Tus infames fechorías no se borran, no se olvidan, no se dejan de saldar. ¡Mefistófeles infame, traficante de conciencias obreriles, inservil, degenerado, libertino, licencioso, disoluto, pervertido, buhonero, miserable sin conciencia y sin pudor, vil chupóptero insaciable de la sangre dulce y pura de este pueblo laborioso, vil criatura indecorosa que no vales lo que vale el defecado de un obrero, hombre triste, hombre malo, hombre inútil, hombre inmundo, pernicioso, testaferro, larva fétida. Yo te lanzo la blasfemia de este siglo, yo compárote al infame papa negro de la Rusia, yo te aplasto con la carga miserable de otro nombre, yo te llamo, tenlo en cuenta. Con el nombre más inmundo, yo te nombro ¡Rasputin!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada